De-construir para construir.

Invitación a de­construir los términos, ubicarlos en su contexto de producción para poder recuperar, de algún modo, la historia que portan.